Estados Unidos y Cuba siguen en dialogo por “ataques a la salud”

Empleados de la embajada de EEUU y Guangzhou, China en Cuba, han sido afectados por salud que comenzó a fines de 2016.

Cuba y Estados Unidos en Disputa por supuesto "ataque a la salud"

Tras reunirse con funcionarios estadounidenses en el Departamento de Estado, miembros del equipo cubano formado para investigar los incidentes dijeron que sus pedidos para acceder a los registros de los pacientes y a otra información fueron rechazados de nuevo luego de que Washington afirmó que las lesiones estuvieron causadas por ataques selectivos.

"El lado cubano es completamente incapaz de respaldar la hipótesis de los ataques a la salud y el daño cerebral reportado por el Departamento de Estado”, dijo el doctor Mitchell Valdés Sosa, jefe del grupo de científicos y médicos cubanos, añadiendo que “no se presentó nada” para sostener esta afirmación.

La delegación cubana renovó su petición para que el Departamento de Estado entregue expedientes médicos específicos y otros datos sobre las víctimas para estudiarlos.

El grupo volvió a solicitar a Washington que deje de referirse a la causa de los síntomas como “ataques a la salud” ante la ausencia de pruebas definitivas, y denunció reportes que citan a oficiales estadounidenses diciendo que los investigadores podrían estar concretando sus sospechas sobre la causa y el culpable.

"El Departamento de Estado ha estado tratando las teorías como si fuesen hechos”, dijo Johana Tablada, una alta diplomática cubana que encabezó el equipo.

Las conversaciones del jueves se llevaron a cabo mientras autoridades estadounidenses buscan respuestas a los misteriosos “ataques a la salud” que comenzaron hace dos años en La Habana y ante la creciente frustración de agencias de seguridad nacional y congresistas por la falta de respuestas en torno a su causa.

En reportes recientes se ha insinuado que los investigadores se han enfocado en un dispositivo de microondas como la fuente de los ataques y que Rusia, que es aliado desde hace años de Cuba, es el principal sospechoso.

Las conjeturas iniciales se centraron en algún tipo de ataque sónico, debido a los sonidos extraños que escucharon los afectados. Sin embargo, un informe provisional del FBI en enero no encontró evidencia de que las ondas sonoras pudieran haber causado el daño.

Por: Luis Talledo

► TAMBIEN PUEDES LEER:

COMPARTIR NUESTRA NOTICIAS