16 Abril, 2018
Contrario a lo que se suele pensar, no a todos los alimentos les va bien ser guardados en la refrigeradora.

12 alimentos que no debes guardar en la refrigeradora

Tomate pero no arenosos. El mayor problema con el almacenamiento de los tomates es que la temperatura fría comienza a causar estragos en la textura y hace que el tomate se ponga arenoso. Las aromaticas cebollas. Las cebollas tienden a ponerse muy blandas o con moho si se deja en la refrigeradora por mucho tiempo. Además, si dejas la cebolla cortada tienden a engullir la ubicación con su olor, similar al que dejan en las tablas de cortar. Papas sin almidon. La temperatura fría por lo general comienza a romper el almidón en las papas, por lo tanto, de refrigeración la dejará arenosa, que rara vez sabe bien.

Platano verde o maduros.  Refrigerar o no los plátanos depende de en qué tipo de madurez los quieras, ya que la temperatura fría tiende a ralentizar el proceso de maduración. Por lo tanto, la colocación de un plátano verde en la refrigeradora significará que va permanecer así durante un buen tiempo. si usted tiene plátanos maduros que están listos para ser comido, pero no hay planes para hacerlo, es el momento de ponerlos en la refrigeradora. La piel se vuelve de color negro o marrón, pero la fruta en el interior se mantendrá perfecto.  Ojo al ajo. Es preferible mantener el ajo fuera de la refrigeradora, debido a que el frío hace que crezca el moho. Lo peor es que el aspecto exterior rara vez cambia, por lo que nunca va a ser capaz de distinguir que están malogrados hasta que decida cortar algunos.

Melon con antioxidantes. Es preferible mantener el ajo fuera de la refrigeradora, debido a que el frío hace que crezca el moho. Lo peor es que el aspecto exterior rara vez cambia, por lo que nunca va a ser capaz de distinguir que están malogrados hasta que decida cortar algunos. Palta Similar a lo que pasa con los plátanos, poner la palta en la refrigeradora detendrá completamente la maduración, que prácticamente se congela en el tiempo.

No cuides al pan. La única vez que usted debe refrigerar pan es cuando está en forma de sándwich. La temperatura fría promueve que el pan se dañé mucho más rápido. Hierbas frescas. A menos que se los ponga en un recipiente hermético, no debe refrigerar sus hierbas. Las hierbas frescas suelen absorber olores a su alrededor, haciendo imposible vuelvan al sabor original.

Miel por año. Encuentra un frasco de 1000 años de la miel, y va a ser tan fresco como el día en que fue puesto en ese tarro, en cambio si pone la miel en la refrigeradora se incrementará la velocidad de cristalización del azúcar que la convierte en una forma casi pastosa. Aroma de cafe. El café es prácticamente una esponja de olores, por lo que si se colocan en la refrigeradora, comenzará a absorber cualquier olor que hay en el lugar y no volverá a su sabor original. Aceite. Poner aceite en la refrigeradora tiende a convertirlo en una consistencia pesada, casi mantequilla. Esto es más común con los aceites de oliva y de coco, que tienden a solidificarse a temperaturas más frescas y tomar mucho tiempo para convertirse en líquido de nuevo.

Redaccion. Pillpa Alvarado.

► TAMBIÉN PUEDES LEER: