Deportista salva 90 perros de ser cocinados en Corea del Sur

Llevó a los canes a la ONG ‘Humane Society’

Gus Kenworthy y su novio Matt

Gus Kenworthy, el esquí acrobático del Reino Unido, quien hizo historia por ser el primer deportista abiertamente gay en participar de los Juegos Olímpicos de Invierno, salvó a 90 perros de ser comidos por los habitantes de Corea de Sur.

El deportista logró cerrar el criadero de Pyeongchang en donde únicamente el objetivo de los encargados era reproducir a los canes para luego ‘prepararlos’ y ‘servirlos’ como comida a sus clientes.

A pesar de que es común en Corea del Sur comer perros, muchos participantes de los “Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang” demostraron su molestia y criticaron esta terrible realidad.

Kenworthy hizo una publicación en su red social mostrando su molestia: "Esta mañana, Matt (su novio) y yo tuvimos una visita desgarradora a una de las 17.000 granjas de perros que hay aquí en Corea del Sur. En todo el país hay 2.500.000 de perros criados para comer en algunas de las condiciones más inquietantes que se puedan imaginar. La forma en que estos animales son tratados es inhumana y las cuestiones culturales no pueden ser la vía de escape para la crueldad. Afortunadamente, esta granja en particular (gracias al arduo trabajo de “Humane Society International” y la cooperación de un granjero) se cerrará y los 90 perros de aquí serán llevados a EEUU y Canadá, donde encontrarán un hogar. Yo adopté al pequeño en la primera foto (lo llamamos Beemo) y vendrá a EEUU a vivir conmigo tan pronto como termine con sus vacunas en un par de semanas", escribió.

Por: Denisse Suárez

► TAMBIÉN PUEDES LEER:

COMPARTIR NUESTRA NOTICIAS