Gran descubierto en la Basílica romana de San Juan de Letrán

Arqueólogos hallaron restos de la antigua roma del siglo IV

(Foto: Internet)

Un equipo de investigadores ha descubierto bajo la Basílica romana de San Juan de Letrán, la catedral más antigua del mundo, importantes restos arqueológicos de la antigua Roma que quedaron enterrados bajo esta construcción en el siglo IV por orden del emperador Constantino. El hallazgo ha sido publicado en la revista Current World Archaeology y estuvo conducido por un equipo del Proyecto Letrán, formado por expertos de las universidades de Newcastle y Florencia, el Instituto New Visions de Nueva York y los Museos Vaticanos.

Los investigadores y arqueólogos sacaron a la luz un inmenso laberinto de túneles que se extiende por debajo de la Basílica de San Juan de Letrán y que demuestran que mucho antes de que esta basílica fuera levantada ya había construcciones más antiguas en la zona. En el Siglo IV el emperador Constantino decidió elevar esta basílica en la colina Caelia para que se convirtiera en un gran templo cristiano que dominara el horizonte y fuera vista por todos los visitantes que se acercaran a Roma desde el sureste, según explica la revista.

Sin embargo, Constantino no levantó la basílica en suelo virgen, sino que antes de ella esta área había estado ocupada por iuna lujosa sede imperail construida un siglo antes por el emperador Septimio Severo. Se llamaba Castra Nova (Nueva Fortaleza) y había sido un bastión para albergar la guardia de caballería del emperador, los "equites singulares". Para construir este monumental espacio, Severo derribó una serie de residencias palaciegas de algunas de las personas más adineradas de Roma y también parte de los contornos naturales de la colina, con lo que creó una nueva topografía local, según indica la investigación.

Por: Luis Talledo

► TAMBIEN PUEDES LEER: 

COMPARTIR NUESTRA NOTICIAS